GEA ha participado en el congreso de los productores de aceite de oliva chinos, celebrado en la ciudad de Chengdu, con una gran participación de profesionales del sector oleícola del país asiático. El evento, organizado por el Forestry Departament de la provincia de Sichuan, se ha celebrado entre los días 13 y 15 de octubre. GEA ha sido la única empresa de tecnología de obtención de aceite de oliva invitada a presentar sus equipos industriales en el congreso. De esta forma, Jordi Arqué, (Responsable de ventas de aceites y grasas en tecnología de centrifugación de GEA Iberia), se dirigió al auditorio para presentar la innovadora tecnología de la empresa para almazaras, los sistemas de dos y tres fases y las pequeñas líneas continuas de producción.

Arqué explica que existen unas 35 almazaras en China, la mayoría de ellas de pequeño tamaño, situadas en las provincias de Gansu, Sichuan, Chongqing, Yunnan y Zheijamg. “El sector productor tiene buenas perspectivas de crecimiento en el país y, además, el Gobierno chino está apoyando al sector para que los agricultores tengan mejores ingresos y para desarrollar productos que sean saludables para el mercado interior chino”, señala.

China es un país que se ha incorporado recientemente al listado de productores de aceite de oliva y produce actualmente una media de 6.500 toneladas de aceite por campaña. El aceite chino se vende en el mercado local a precios que oscilan entre los 3,50 y los 8 euros por litro, según el tipo de envase. El sector oleícola da empleo a unas 3.000 familias chinas en estos momentos.

El consumo de  aceite de oliva en China ronda las 60.000 toneladas anuales, por lo que su producción sólo puede abastecer el 12% de su demanda. Para 2022 se espera una producción de 13.000 toneladas y que el consumo aumente hasta las 70.000 toneladas anuales. “El déficit productor seguirá siendo muy alto, a pesar de los esfuerzos que están haciendo por aumentar las plantaciones, por lo que China seguirá importando grandes cantidades de aceite de oliva”, afirma Arqué.

El Grupo GEA genera más de 400 puestos directos de trabajo en la Península Ibérica y posee once centros de trabajo en España y Portugal, situados en importantes núcleos económicos como Madrid, Barcelona, Valencia, Huelva, Úbeda, Vigo y Lisboa.  GEA es uno de los mayores proveedores tecnológicos para la industria alimentaria y para una gran variedad de sectores de procesos. Como grupo tecnológico internacional, la compañía es fabricante mundial de referencia en tecnología de procesos y componentes para procesos de producción. GEA lidera el mercado y la tecnología en sus dos áreas de negocio: Equipos y Soluciones. La compañía cotiza en el índice bursátil alemán MDAX (G1A, WKN 660 200), en el índice STOXX® Europe 600 y uno de los índices MSCI globales de sostenibilidad.