La Junta de Andalucía está realizando sesiones informativas por la provincia para informar en profundidad sobre las nuevas ayudas para pymes comerciales, cuyo objetivo es impulsar la transformación del sector mediante su incorporación a las TIC y aumentar su dimensión empresarial y su competitividad. Así lo ha explicado la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, María Paz del Moral, que participó ayer en una de estas charlas, desarrollada en Úbeda, con la colaboración la Asociación de Comercio, Industria y Servicios de Úbeda (Alciser).

Del Moral Milla ha recordado que esta actividad ya se ha celebrado además en Linares, Andújar, y Valdepeñas de Jaén, y hay otras sesiones a desarrollar, algunas de manera inminente, como en Jaén hoy, o en Martos el próximo jueves. La delegada ha recalcado “la importante colaboración que está teniendo la Junta con asociaciones o con las cámaras de comercio, que en general están haciendo un gran trabajo en el impulso del sector en el ámbito local”.

La delegada ha insistido: “Con estas sesiones explicativas pretendemos animar al sector a solicitar estas ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, que son una firme apuesta por el fortalecimiento y la transformación digital del sector”. Ha reseñado que estos incentivos disponen de un presupuesto inicial de 3,9 millones para Andalucía (hasta finales de 2018) y ha detallado que pueden alcanzar hasta un máximo de 21.000 euros por solicitante. Ya se han publicado las bases reguladoras y la convocatoria saldrá en breve. Aquí, la delegada ha hecho especial hincapié en que un requisito imprescindible para poder acceder a estas ayudas es estar inscrito en el Registro de Comerciantes y Actividades Comerciales de la Junta. Por tanto, ha invitado a los comercios a inscribirse ya, puesto que puede hacerse hasta un día antes de que se abra la convocatoria.

La delegada ha subrayado que esta nueva línea de incentivos “es una muestra más del firme compromiso del Gobierno andaluz con el comercio más cercano, que tiene entre sus retos la transformación digital”. Según Del Moral, el comercio es un fundamental motor de desarrollo local, y ha recordado que tiene un peso del 12,1% del Valor Añadido Bruto y da empleo a unas 500.000 persona en Andalucía. En cuanto a Jaén, ha reseñado que ronda los 31.900 empleos, o lo que es lo mismo, 1 de cada 7 personas ocupadas trabaja en este sector en la provincia. “El comercio da y mantiene mucho empleo, con un alto nivel de feminización, y da vida a nuestras calles, además de ser una parte distintiva del carácter de cada pueblo”, ha añadido la delegada.

Esta nueva convocatoria cuenta con dos líneas de ayudas: una para proyectos de incorporación y actualización de las TIC, con una dotación inicial global de 1,06 millones de euros para Andalucía, y otra para iniciativas de diversificación y expansión de las empresas, con 2,84 millones. Las dos son en régimen de concurrencia competitiva y pueden llegar a cubrir hasta el 75% de las inversiones que realicen las pymes comerciales.

El primero de estos tipos de ayudas respaldará proyectos dirigidos a mejorar la gestión de las pymes, incrementar su presencia en internet y fomentar el marketing digital y la incorporación al comercio electrónico, con incentivos máximos de 6.000 euros. Estas subvenciones se podrán solicitar para mejoras como la implantación de “software” destinado a contabilidad, facturación, almacén o automatización de ventas; la adquisición e implantación de equipamientos informáticos y “hardware” como ordenadores o terminales de punto de venta, y el desarrollo de actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet o a través de las nuevas tecnologías. También se incluyen proyectos relacionados con el diseño e implantación de tiendas online, páginas web con información corporativa y catálogos de productos y aplicaciones para móviles. Para el acceso a estas ayudas se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de, al menos, seis meses de antigüedad.

En cuanto a los incentivos para proyectos de actualización, diversificación y expansión, la cuantía máxima subvencionable es de 15.000 euros. Se respaldan iniciativas como la ampliación y reforma del establecimiento; la apertura de segundos puntos de venta con mantenimiento de los preexistentes; la adquisición de equipamiento y mobiliario comercial del establecimiento, y las actuaciones de innovación y modernización de imagen corporativa, interiorismo y escaparatismo. En este caso, se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de al menos tres años ininterrumpidos de antigüedad.