La Sinagoga del Agua de Úbeda acogía en el día de ayer, con motivo del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, un acto de sentido homenaje a las víctimas de la barbarie nazi. Al acto acudieron, entre otros, la delegada del Gobierno, Ana Cobo; el primer teniente de alcalde de la ciudad, Jerónimo García, así como miembros de la comunidad judía de varios puntos de España.

“Nos sumamos a este acto emotivo y solemne para dignificar a todas la víctimas y también recordando que nunca estamos a salvo de la barbarie y que en cualquier momento la sinrazón puede volver”, ha indicado Cobo. En este sentido ha subrayado la necesidad de seguir investigando y analizando todo lo ocurrido para que esta tragedia no vuelva a suceder.

En 2005 la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 27 de enero como Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, ya que fue un 27 de enero cuando se produjo la liberación por las tropas soviéticas del campo de concentración y de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau.

El lema escogido este año por la ONU, ´Recordación y enseñanza del Holocausto: nuestra responsabilidad compartida´, pone de relieve la dimensión universal de Holocausto y resalta que la educación sobre esta tragedia debería fomentar el total rechazo de la humanidad ante toda manifestación de racismo, violencia y antisemitismo.

Además de la lectura del manifiesto de este año y de otras lecturas como la de un fragmento de ´Si esto es un hombre de Primo Levi (superviviente del Holocausto), durante el acto se han encendido varias velas en memoria de los millones de judíos asesinados –hombres, mujeres y niños-, además de otras en representación de las víctimas pertenecientes a colectivos perseguidos por los nazis, y también para aquellas personas que no siendo judías arriesgaron sus vidas para protegerles. También se han interpretado varias piezas musicales y un recital kadish.

Momento del acto

Momento del acto

Momento del acto

Momento del acto

Momento del acto

Momento del acto