La alcaldesa de la ciudad, Antonia Olivares, ha mostrado su emoción y  satisfacción por el trabajo “tan maravilloso”, que ha realizado la Asociación Fotográfica Ubetense (AFU). “Era un reto difícil porque yo fotogénica precisamente no soy”, ha comentado entre risas la alcaldesa.

Olivares ha recordado que se trata de una tradición, en la que la AFU siempre se ha encargado de realizar la fotografía del alcalde o alcaldesa y donarla, posteriormente, al Ayuntamiento de Úbeda para que luzca, de manera institucional, en la Antesala de Comisiones. “Esta fotografía pasa a ser patrimonio de este Ayuntamiento y de la ciudad”, ha expresado.

Como ha proseguido explicando Antonia Olivares, hasta la fecha faltaban dos retratos, el del exalcalde José Robles y el de ella. “Teníamos previsión de hacer el acto de entrega conjuntamente, pero él por razones personales no se ha podido realizar la fotografía. Esta fotografía llevaba ya cinco meses realizada y creíamos oportuno que se colgara ya, dejando, eso sí, el espacio reservado para él”, ha aclarado Olivares.

Dicho esto, la alcaldesa ha querido aprovechar la ocasión para resaltar el trabajo que la asociación realiza ligado a la ciudad, iniciativas que siempre que lo han solicitado han contado con el apoyo del Ayuntamiento de Úbeda, como no podía ser de otra manera

UNA TRADICIÓN

Por su parte, el presidente de la Asociación Fotográfica Ubetense, José Luís Martínez, ha destacado que esta tradición viene desde la legislatura del alcalde Marcelino Sánchez. “Él fue el que nos propuso hacer las fotografías de todos los alcaldes de la democracia, ya que él es socio de AFU y fotógrafo también. La idea nos pareció bien”, ha explicado.

Así, ha continuado explicando el presidente, tanto Antonio Pérez Sánchez como Antonio Pérez García, los ‘Antonios’ como  los llaman en la asociación, fueron los encargados de realizar las fotografías de todos los alcaldes de la democracia en Úbeda.

LA FOTOGRAFÍA

En cuanto a la fotografía de la alcaldesa, Antonio Pérez Sánchez, uno de los fotógrafos encargados del retrato, ha comentado que era la primera que se hacía en digital, ya que las anteriores se hicieron en analógico.

Así mismo, Pérez Sánchez ha destacado que la alcaldesa tuvo un trato muy colaborador y cercano en la sesión fotográfica. “Es fotogénica y, sobre todo, muy dócil. Creemos que el resultado ha sido muy bonito, a nosotros nos gusta y esperamos que a la gente también le guste”.

Se trata, como el fotógrafo ha subrayado, de un retrato más formal, en blanco y negro, aunque con las técnicas actualizadas de las que se dispone actualmente en fotografía, aunque no está sometida a un tratamiento fotográfico posterior.

OTROS ALCALDES

En cuanto a las anécdotas, Antonio Pérez Sánchez ha reconocido que el retrato más difícil de conseguir fue el de José Gámez Martínez. “No lo pudimos retratar, porque ya estaba fallecido. Entonces su viuda nos dio una fotografía de él y aquello fue muy complicado”, ha explicado. En cuanto al resto de alcaldes, el fotógrafo ha manifestado que ha sido muy fácil trabajar con ellos.