Esta mañana ha tenido lugar la presentación del cartel anunciador de la Feria y Fiestas de San Miguel 2018, en el Palacio Marqués de Contadero. Siguiendo con la filosofía del equipo de gobierno de potenciar y promocionar a los artistas locales, este año el encargo fue realizado el creativo Marcelo Góngora, quien, sin duda, ha sabido captar a la perfección la tarea encomendada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Úbeda.

Como ha comentado el edil de Festejos, Jerónimo García, el cartel, presentado esta mañana a la Comisión de Cultura y Festejos, ha gustado mucho. “Las felicitaciones de todos los miembros de la comisión ha sido unánime hacia el artista, por lo que aprovecho para trasmitírselas ahora”, ha manifestado.

Y es que, a juicio de García Ruiz, se trata de un cartel muy original, que impacta por su colorido, la claridad de su imagen, ese equilibrio del que hace gala y, sobre todo, su originalidad al introducir esos típicos globos, siempre presentes en las ferias, pero con elementos de nuestra ciudad. “Es un cartel que parece estar vivo y que da la sensación de que esos globos, en cualquier momento, van a salir del cartel volando hacia el cielo”, ha expresado el concejal.

EL CARTEL, DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL ARTISTA

El autor del cartel, Marcelo Góngora, ha querido comenzar dando las gracias al Ayuntamiento por esa llamada en el mes de julio, en la que el concejal de Festejos le transmitía que el equipo de gobierno, con el visto bueno de la comisión, había pensado en él para que fuera el artista ubetense quien realizara el próximo cartel de la Feria y Fiestas de San Miguel 2018. “No lo pensé, dije que sí, así, a las bravas y luego fue cuando dije: ¡madre mía lo que he decidido!, ha comentado entre risas el autor.

Góngora ha confesado que estuvo todo el mes de agosto trabajando y que ha sido en estos últimos días cuando ha terminado de introducir detalles a la obra que hoy ha sido presentada a la ciudadanía. “El mundo de la feria está muy encasillado en ciertos aspectos y no sabía qué hacer, relativamente, hasta hace poco. He estado haciendo muchísimas pruebas y al final salió esta idea”, ha concretado.

Así, ha seguido explicando, el primer globo que diseñó fue el de El Salvador y a partir de ahí fue creando otros que tuvieran que ver, simbólicamente, con el patrimonio, haciendo un guiño al 15 aniversario del nombramiento de Úbeda y Baeza como Ciudades Patrimonio de la Humanidad y el 25 aniversario del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Así encontramos referencia en otros globos a la Cúpula de El Salvador o a la Torre de tejas de cerámica vidriada del Hospital de Santiago, cuyos elementos tuvo que insertar el creativo uno por uno, dándose cuenta de la complejidad del patrón de esta torre. “Ojalá también se sacaran, en edición de lujo, globos de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad”, ha lanzado como idea el artista.

Los globos, ha dicho Góngora, siempre están presentes en las fiestas, en las calles y a veces pasan desapercibidos. “Todos los fotógrafos siempre hemos hecho fotos a los globos intentando captar reflejos, luces y cuando se escapa algún globo todo el mundo mira hacia arriba y se le escapa un ¡ohhh! Es un elemento que me gusta. Recuerdo que cuando era pequeño mi padre siempre me compraba un globo y siempre le intentaba poner un lápiz o un papel para dejarlo en equilibrio perfecto. Lo dejaba así y al día siguiente estaba en el suelo. Ese es el recuerdo de los globos”, ha detallado.

El cartel anunciador, siguiendo con la explicación, también contiene globos de lunares, unos habituales y otros más originales formados por los leones rampantes, símbolo del escudo de la ciudad, y por calaveras en distintas posiciones. “Para mí la calavera no es un elemento dramático, ni mortuorio, sino que simplemente lo veo como un soporte de las personas. Estas calaveras siguen un poco la estela de la obra que hice para San Lorenzo”, ha reconocido.

Por otro lado, el autor ha querido reflejar ese momento en el que estás en la caseta de feria, con los amigos, y ves cómo se va haciendo de noche. “Siempre hay una luz que en fotografía llamamos ‘la luz azul’, en la que el horizonte está dorado y el resto del cielo es azul. Tengo recuerdos de esas ferias pasados y quería ponerlos. Para ayudar un poco más a la composición del peso del globo y dar la sensación de que se escapan los globos, quise poner el skyline de la ciudad, con un fondo de toldo de feria antiguo”, ha acentuado.

Marcelo Góngora ha hecho hincapié en que una vez presentado el cartel, le gustaría que todas las casetas lo tuvieran en un rincón para que la gente pueda ver la imagen que representa estas fiestas de la ciudad. “Me gustaría poner un enlace a un dropbox para que la gente se lo pueda descargar por si quiere imprimir una lona. En definitiva para dar todas las facilidades para que se pueda difundir vuestro cartel, porque desde hoy ya es vuestro”, ha concluido diciendo.