GEA va a instalar en octubre la mayor centrífuga utilizada en el sector oleícola en una almazara ubicada en Portugal. El equipo industrial tiene una capacidad para procesar hasta 6.000 litros de aceite de oliva a la hora, lo que supone un tamaño mucho mayor que cualquier otra centrífuga que exista actualmente en industrias de fabricación de aceite de oliva. Los trabajos para la instalación y puesta en marcha de esta maquinaria comenzarán en las próximas semanas y permitirán que se utilice ella a pleno rendimiento durante la campaña que está a punto de comenzar.

El responsable del Centro de Excelencia para Aceite de Oliva de GEA, Rafael Cárdenas, señala que esta instalación se encuentra en la línea de trabajo emprendida por la firma, que le ha llevado a aportar maquinaria a las mayores almazaras de los cinco continentes. “GEA es una gran multinacional que vende maquinaria para numerosas aplicaciones, como alimentación, depuración de aguas o química, lo que nos permite aplicar ese know how al sector oleícola para obtener mejores resultados”, explica. Los equipos de GEA incorporan la tecnología alemana más avanzada, pues los modelos autolimpiantes reducen al mínimo el tiempo de parada y los costes de mantenimiento, a la vez que manejan el aceite con el máximo cuidado.

Con este sistema, las descargas parciales se pueden ajustar con tanta precisión que el líquido queda retenido en la cuba cuando se expulsan los sólidos, lo que evita las pérdidas de producto. El Grupo GEA genera más de 400 puestos directos de trabajo en la Península Ibérica y posee once centros de trabajo en España y Portugal, situados en importantes núcleos económicos como Madrid, Barcelona, Valencia, Huelva, Úbeda, Vigo o Lisboa. Además, cotiza en la bolsa alemana MDAX (G1A, WKN 660 200). GEA Iberia desarrolla una intensa actividad a lo largo de todo el año para mejorar el conocimiento del sector oleícola a nivel internacional y para organizar y apoyar acciones formativas dirigidas a los profesionales del sector del aceite de oliva.