La concejala de Cultura, Elena Rodríguez, ha anunciado esta mañana, tras la celebración de la Comisión de Cultura, Festejos y Turismo, la propuesta de entrega de Medallas de Oro de la Ciudad ‘A Título Póstumo’ a Francisco Palma Burgos y Juan Pasquau Guerrero, ambos por su contribución a la ciudad y su extraordinaria labor en el campo de la Cultura, contribuyendo al enriquecimiento artístico, cultural e histórico. La propuesta, ha avanzado la edil, ha sido aprobada por unanimidad de todos los miembros de la comisión.

Y es que, como ha puntualizado Rodríguez, esta distinción se lleva a cabo en un año en el que se cumplen 100 años del nacimiento de estas dos ilustres figuras que tanto cariño han logrado recibir de Úbeda. “Como saben, se están celebrando a lo largo de 2018 e incluso 2019, una serie de actos de homenaje, hacia ambos, en los que el Ayuntamiento está colaborando, en nombre de esta ciudad”, ha comentado.

Así las cosas, la concejala de Cultura ha recordado que ambos personajes ya se les había recocido su labor y distinguido poniendo sus nombres a espacios públicos como es el caso de la Plaza Palma Burgos, la calle Juan Pasquau, la Biblioteca Municipal Juan Pasquau o el C.P. Juan Pasquau. “En el caso de Juan Pasquau, además ya fue nombrado Hijo Predilecto de esta ciudad”, ha apostillado.

DOS LEGADOS, DOS FIGURAS
En el caso del genial imaginero Francisco Palma Burgos, pese haber nacido en Málaga, hay que reconocer que se considera ubetense de adopción. Dejó en Úbeda un magnífico legado escultórico, que es seña de identidad de la Semana Santa ubetense y que es admirada por miles de fieles y de estudiosos del Arte, porque su extraordinaria obra así lo merece.

En cuanto a Juan Pasquau Guerrero, la edil ha reseñado que nos dejó una herencia literaria, con miles de artículos, publicados en diversos periódicos de la época y en revistas culturales, como la revista Vbeda, en los que quedaba más que patente su amor por esta ciudad y por su patrimonio.