La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, ha visitado el albergue municipal de inmigrantes con motivo de su apertura durante la puesta en marcha del dispositivo especial para la recogida de aceituna 2018/2019.

Olivares ha recordado que en la Comisión Local Permanente de la Inmigración en Úbeda se tomó la decisión, tomando más fuerza hoy lunes, que en estos días se abriera este espacio.

Respecto al personal que atenderá el albergue, finalmente serán cuatro conserjes limpiadores/as, tres vigilantes de seguridad, dos auxiliares administrativos/as, un/a trabajador/a social y un/a mediador/a intercultural, que estarán reforzados por personal del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Úbeda, así como Policía Local y Policía Nacional.  

En cuanto a los servicios que se ofrecen en el albergue, la regidora ubetense ha detallado que serán el de alojamiento y el de manutención, (para los usuarios que se alojan en este espacio),  el de aseo (que no sólo se brinda a las personas alojadas, sino también a las que no lo están), el de ocio (los usuarios pueden estar en una zona conversando, ver la televisión o jugar un rato a juegos de mesa), el de almacenaje de equipajes y, este año, se estrena el de lavandería.

En cuanto al coste total de lo que supone el funcionamiento del albergue, la alcaldesa ha destacado que la Junta de Andalucía aporta unos 64.000 euros, a lo que el Ayuntamiento añade, por ejemplo en la anualidad pasada, alrededor de 6.000 euros. “Este año, hasta que no finalice el dispositivo, no sabemos si nos ajustaremos a esos 64.000 euros o será algo más”, ha manifestado.

La máxima responsable municipal ha incidido en que el gobierno local está apostando por dar un servicio de calidad, razón por la que año tras año se ha ido mejorando el equipamiento de este espacio.

Además, ha puntualizado Olivares, al albergue se une la puesta en marcha, desde el año pasado, de un punto  de información, situado en la propia Estación de Autobuses, reforzado por un mediador intercultural.

Por otro lado, la alcaldesa ha destacado que el número de inmigrantes que ya se encontraban en estos últimos días en la ciudad con motivo de la campaña de aceituna rondaba las 25 personas y que actualmente ronda las 50, por lo que el albergue, al contar con 48 plazas, está en disposición de dar respuesta a todos. “Vamos avisando por los cajeros y calles, a través de Protección Civil y Policía Local de que el servicio está abierto y hay disponibilidad”, ha subrayado Antonia Olivares.

La alcaldesa ha concluido diciendo que espera que este año el dispositivo transcurra con normalidad, cubriendo así las expectativas y necesidades de todos estos inmigrantes que acuden a nuestra ciudad, con motivo de la campaña de aceituna.