Tras la celebración de la Comisión Informativa de Mantenimiento de las Infraestructuras y Servicios Municipales, Seguridad Ciudadana y Movilidad Urbana, el concejal responsable de dichas áreas, Jerónimo García, ha querido hablar sobre la misma y centrarse en uno de los puntos más importantes, el correspondiente al estacionamiento regulado en la localidad, que será renovado y nuevamente gestionado por la empresa AUSSA, por ocho años más desde 2017.

Jerónimo García ha asegurado que este servicio es totalmente necesario en la ciudad, es demandado y está cada vez más asentado. “Vemos como cada vez son menos las reclamaciones y las denuncias. Han ido disminuyendo exponencialmente desde su implantación hasta ahora”, ha informado.

Con este servicio, lo que se pretende es que haya rotatividad en los espacios habilitados para el aparcamiento, sobre todo en las zonas en las que existe más saturación de vehículos. Con la zona azul también se reduce el tiempo de espera por conductor para encontrar un aparcamiento, lo que incide positivamente también en la reducción de la contaminación, ya que no se está pasando varias veces por la misma zona para encontrar un lugar libre de estacionamiento. “Hay que recordar que cuando no existía la zona azul en Úbeda, casi no se podía aparcar, ni residentes, clientes o turistas”, ha comentado

En este sentido, García Ruiz ha destacado que, en comparación con otras ciudades, Úbeda tiene una de las tarifas en la zona azul más baratas de España, según datos de OCU en su informe de 2016 y RACE en 2018. “Hay aparcamientos de zona azul regulada en Palencia o Ciudad Real que está a 0,55 euros/ hora en 2016. Úbeda está a 0,50 euros/hora. Un último estudio de RACE nos dice que ciudades como Córdoba o Sevilla están a 0,85 euros/hora y son de las más baratas de España. Por lo que podemos decir que Úbeda está entre las cinco ciudades más baratas de España en cuanto a zona azul”, ha incidido.

Y es que, ha continuado explicando el concejal de Seguridad Ciudadana, en licitaciones recientes, de otras ciudades de las mismas o similares características que la nuestra, las tarifas han oscilado entre los 75 y 80 céntimos la hora. “Nosotros estamos intentando que se mantenga los precios de 2008, por eso hemos optado por una prórroga y no por una nueva licitación”, ha manifestado.

MEJORAS EN EL CONTRATO

Realizadas estas aclaraciones, el concejal de Seguridad Ciudadana ha avanzado las mejoras que se incluirán en esta prórroga del contrato y que venían siendo una demanda de los ciudadanos, todo ello sin coste para la ciudad.

Entre ellas se encuentra la implantación de una nueva aplicación móvil gratuita. “En otras ciudades, la utilización de esta aplicación incrementa el precio final para el usuario en un 10% aproximadamente. En el caso de Úbeda se pagará sólo lo consumido. De esta manera el usuario se despreocupa de sacar ticket y de tener dinero efectivo para sacarlo”, ha subrayado el edil. La aplicación también posibilita que se tengan registrados varios vehículos por un mismo usuario.

Además, se ha planteado la instalación de un punto de recarga orientado a los coches eléctricos, cuya ubicación aún está por determinar, y la exención de pago para personas con movilidad reducida que tenga su tarjeta identificativa, así como a los vehículos eléctricos, ésta última novedad será incorporada, en breve, a la ordenanza municipal de tráfico.

TARJETA DE RESIDENTES

Otro de los temas en los que se ha detenido el concejal de Seguridad Ciudadana para su explicación es la tarjeta para residentes, implantada en grandes ciudades, pero no así en ciudades medianas o similares a Úbeda. Al respecto, García Ruiz ha matizado que, de momento, esta opción no se pondrá en marcha, aunque no se descarta en un futuro, ya que a medida que paso el tiempo cambian también las necesidades.

En este sentido y según el estudio realizado, si la tarjeta de residentes se incorporara en el contrato, este hecho supondría aumentar las plazas reguladas para uso de residente en zonas cercanas, por lo que se aumentaría las zonas restringidas. “Esto quiere decir que en lugares donde ahora se puede aparcar sin pagar pasarían a ser zonas reguladas de pago”, ha comentado.

Por otro lado, no hay que olvidar, ha advertido el edil, que las zonas de residentes también conllevan un pago para el ciudadano, ya sea diario o anual, aunque sea muy reducido. “Lo injusto de este sistema es que aún pagando no se garantiza a los residentes que haya plaza de aparcamiento, porque no hay aparcamientos en la vía pública para tantos vehículos. De todos modos tenemos que recordar que el precio de nuestra zona azul está casi por debajo del que pagan los residentes en otras ciudades”, ha apostillado el edil.