Esta mañana el Hospital de Santiago ha acogido el acto conmemorativo del Día de la Atención Temprana, una jornada de convivencia que ha reunido a familias y profesionales.

La concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez Merino, ha manifestado que este acto servía, además, para dar visibilidad a la atención temprana, que atiende a niños/as de entre 0 y 6 años. “Es de vital importancia. Es el eslabón más importante de una cadena que tiene como objetivo prevenir posibles problemas en su desarrollo”, ha incidido.

Y es que como, ha comentado la edil, los menores, continuamente, en su desarrollo infantil, reciben estimulaciones del entorno. “Hay veces que estas estimulaciones no llegan a estos niños/niñas y es ahí donde el centro de atención temprana alcanza su mayor funcionalidad”, ha destacado.

Es por esta razón, que el gobierno local es consciente de la importancia de que desde el CAIT se ofrezca un servicio adecuado y continuo. “En el año 2017 aceptamos la delegación de competencias. Podemos decir que somos tres municipios a nivel provincial que seguimos manteniendo esta gestión propia, porque privatizar esta atención tan importante conllevaba unos riesgos. No tuvimos dudas en consolidar el equipo básico y además se contrataron a más logopedas y más fisioterapeutas, para completar un gran equipo de profesionales. A día de hoy podemos decir que es un centro de referencia a nivel regional”, ha comentado.

Actualmente, como ha apuntado la concejala de Bienestar Social, el centro de nuestra localidad está atendiendo a un total 110 menores de Úbeda y su comarca.

OBJETIVOS DE LA ATENCIÓN TEMPRANA
Este año es el primero que se celebra en España el Día de la Atención Temprana. Ésta ha sido reconocida e impulsada en estos últimos años como una prestación imprescindible para todos los menores que la precisen, ya que tiene como objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades temporales o permanentes que presentan niños/as con trastornos en su desarrollo o que tienen riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del menor, han de planificarse por profesionales en la materia.

En este sentido, la atención temprana lo que pretende es optimizar el curso del desarrollo del menor que presente algún déficit, centrándose en la intervención sobre el mismo y su entorno, especialmente su familia.

La atención temprana está dirigida a niños/as con trastornos de diferentes naturalezas como: el desarrollo cognitivo, el desarrollo del lenguaje, de la expresión somática, emocionales, de la regulación y el comportamiento o de la relación y la comunicación.