La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, y la concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, han visitado  la obra de la calle Minas, enmarcada en el Plan de Asfaltados y Pavimentaciones de la ciudad, que tiene como objetivo mejorar el firme de distintas calzadas de viales que se encuentran en mal estado y para el que se cuenta con un presupuesto de 225.000 euros.

Olivares ha destacado que, desde el anterior mandato, el gobierno local ha invertido en una cantidad considerable de calles. En estas acciones, como ha apuntado la alcaldesa, ha primado más la calidad y mejora de las infraestructuras, que la cantidad de las intervenciones. “No son muchas las calles que se han arreglado cada año, porque hemos procurado hacer una intervención integral en todas ellas. Eso requiere una inversión mucho mayor, que lo que es el simple asfaltado”, ha señalado.

Como ha destacado la regidora local, la intención con este plan es actuar en la calle Minas y en otras vías como San José, Encina, Olvera, Goya, Andrés Segovia, Santo Reino, Alondra, circunvalación (zona de la rotonda dirección Sabiote), Jazmín, Emperador Carlos o Pintor Elbo. Además, este plan de asfaltado también contempla intervenciones en calles de las pedanías de nuestra ciudad, promoviendo, como se viene demostrando el gobierno local, el crecimiento en equilibro de Úbeda.

Refiriéndose a la calle visitada esta mañana, la calle Minas, la alcaldesa de la ciudad ha recordado que pertenece al centro histórico de la ciudad, por lo que se ha tenido “especial cuidado”, en su arreglo, más teniendo en cuenta el tránsito que soporta.

La calle, ha matizado Olivares, se ejecutará en plataforma única, realizándose con un encintado en piedra viva y hormigón desactivado, salvo en el tramo desde la calle Obispo Cobos a calle Don Juan, entre otros tramos, que irán enlosados en su totalidad, una mejora que ha aportado la empresa adjudicataria.

Por otro lado, aprovechando esta intervención, Antonia Olivares ha hecho hincapié en que la obra contempla la canalización para una futura instalación de fibra óptica, con el objetivo de que las empresas de telecomunicaciones “no tengan excusa, como están buscando” para meter la fibra óptica en los centros históricos. “Nuestros centros históricos están muy protegidos, pero también se dan alternativas. No se permite que vaya por las fachadas, pero sí se permite que vaya de manera soterrada”, ha indicado.

En este sentido, la alcaldesa ha adelantado que desde el gobierno local se está estudiando una fórmula en la que la instalación sea alternativa a la vía de soterramiento o mediante cables aéreos.

Para concluir, la regidora ha apuntado que también se había actuado, aprovechando estas obras, en los imbornales, resolviendo así un problema existente y posibilitando que esta intervención sea más duradera en el tiempo.