El concejal de Personal y Hacienda, Javier Gámez Mora, ha realizado  un balance de la comisión informativa que engloba a ambas áreas, en la que se han tratado puntos que se elevarán mañana a la sesión plenaria.

El edil ha resaltado que la comisión se había convocado de manera extraordinaria y urgente, al igual que la sesión plenaria, motivado por la aportación del 1,5 por ciento Cultural, referente a la parte que el Ayuntamiento tiene que aportar para ejecutar el proyecto de rehabilitación del Palacio Vázquez de Molina.

Otros puntos de las comisones
Uno de los puntos de la comisión ha sido las bonificaciones ICIO que pasarán por pleno y que serán favorables. “Tendrán un 95 por ciento de bonificación, por circunstancias histórico artísticas. Como saben, antes estaban al 50 por ciento y desde el Ayuntamiento, para mejorar y promocionar el arreglo de viviendas dentro del casco histórico y ese mantenimiento del patrimonio, se elevó al 95 por ciento”, ha comentado.

En otro orden de cosas, Gámez Mora ha hablado de las tres modificaciones de crédito que se han visto en la comisión. La primera tiene que ver con el destino del superávit de 2018. “En 2018 tuvimos un remanente positivo y tenemos que destinarlo, obligatoriamente, al pago de deuda por la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012. Vamos a destinar 3.200.000 euros a pagar deuda municipal, cuando si hubiera una ley más laxa de estabilidad presupuestaria podríamos destinarlos a otro tipo de inversiones”, ha concretado, añadiendo que este año la estabilidad presupuestaria se rompe a consecuencia del préstamo para hacer frente a la adquisición de los terrenos en los que actualmente se ubica el Concesionario Renault.

Así las cosas, Gaméz ha adelantado que, en 2019, el Ayuntamiento de Úbeda tendría una deuda viva con los bancos de 6.867.000 euros. “Si no fuera por esa mala gestión del PP durante su mandato estaríamos hablando de menos de 4.000.000 euros, que estaría cerca del 10 por ciento de los recursos ordinarios del Ayuntamiento, con un endeudamiento muy bajo, gracias a la labor que se ha estado haciendo, en estos años, consiguiendo rebajar esos más de veinte millones a cuatro millones, si no fuera por esa mala gestión heredada”, ha confirmado.

La segunda modificación de crédito tiene que ver con los gastos de personal encargado de la gestión de la EDUSI Úbeda-Baeza. Y es que, como ha explicado, la estrategia tiene un apartado específico a gastos de personal municipal designado para el desarrollo de la misma. “Son 55.000 euros aproximadamente de esos gastos. La modificación de crédito se hace para destinarlo de la partida global de la estrategia al capítulo del gasto de personal, para que cobren esa parte de su sueldo de esa subvención”, ha indicado.

La tercera modificación de crédito está relacionada con la subvención del 1,5 por ciento Cultural, cuya resolución provisional favorable se conoció en el mes de mayo, en la que se concedió a la ciudad de Úbeda una subvención de casi 2,5 millones de euros, destinados al arreglo de la Plaza Vázquez de Molina, en concreto para las cubiertas y ala este del edificio. Así, ha explicado el edil, la aportación municipal inicial en esta resolución previa era de 746.000 euros y ahora, tras la recepción del borrador definitivo de la resolución, tras una serie de partidas no subvencionables, la aportación municipal tiene que incrementarse a 888.000 euros.

En este sentido, el edil ha destacado que desde el Área de Urbanismo se están realizando las comprobaciones oportunas ante esta resolución, pero mientras se realizan, el Ayuntamiento no puede dejar pasar los plazos de presentación del requisito para percibir la subvención, ponerla en riego y finalmente perderla. Es por ello que esa modificación pasará por pleno mañana.

En la comisión también se han visto algunos expedientes de gasto de facturas que se han realizado y de horas extraordinarias que estaban a expensas de la modificación de crédito que se realizó en el pleno del mes pasado.

El concejal, por otra parte, se ha detenido en la prórroga del contrato de prevención de riesgos laborales con la empresa que presta el servicio, proceso que tiene que pasar por pleno para su continuación.

En otro orden de cosas, otro de los temas a tratar ha sido la revisión del decreto de Alcaldía de 2005, que se quedó “encima de la mesa”, como ha afirmado el concejal, en la pasada comisión. Ahora, la oposición ha tenido más de un mes para ver dicho decreto y se eleva a pleno.

Para concluir, ha añadido el concejal de Hacienda, el pleno se completará con puntos como la aprobación de las bases para la concurrencia competitiva de las escuelas deportivas.

En este sentido, Gámez Mora ha comentado que la intención es que el Pleno exima a las escuelas municipales de la presentación de un aval para acceder una subvención. Desde el equipo de gobierno, se entiende que no hay riesgo de que los colectivos que perciben estas ayudas no desarrollen la actividad para la que se concede la aportación económica.