La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, y el concejal de Formación y Empleo, Juan Ramón Martos, han asistido a la clausura del Programa de la Escuela Taller, que ha tenido lugar en el Salón de Actos del Palacio Don Luis de la Cueva.

Como ha reconocido la regidora local, se trata de un programa muy importante que apuesta por la filosofía de “aprender a trabajar, trabajando”. Así mismo, Olivares ha recordado que este programa fue una seña de identidad en esta ciudad, por el que pasaron miles de alumnos, que tuvo un parón de unos años y en 2018 volvió a retomarse en nuestra ciudad, “dejando huella”.

Así las cosas, la alcaldesa ha subrayado que los 15 alumnos de la Escuela Taller han realizado en esta edición del programa una rehabilitación muy significativa, interviniendo en la Plaza de Toros de la localidad, dándole “un encanto especial”, en colaboración con el Área de Mantenimiento del Ayuntamiento de Úbeda.

Lo más importante de este programa, ha hecho hincapié Antonia Olivares, es la oportunidad que se le ha dado a quince jóvenes de la localidad, para aprender un oficio con salidas profesionales en el mercado laboral, al ser una enseñanza muy especializada en el mundo de la construcción.

Ahora, ha indicado Olivares, lo que se espera desde el Ayuntamiento de Úbeda es que la Junta de Andalucía tenga a bien de convocar de nuevo este programa de la Escuela Taller y la ciudad sea, de nuevo, una de las beneficiarias.

PROGRAMA
La Escuela Taller, ha afirmado la regidora ubetense, ha tenido una duración de un año, divido en dos fases: formación y trabajo, en alternancia.

Así, en el primer periodo el alumnado recibió una formación profesional para el empleo, adecuada a la ocupación a desempeñar, según el plan formativo que se adopta a los certificados de profesionalidad correspondientes.

Seguidamente, en la segunda fase, el alumnado completó su formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional. El alumnado fue contratado en modalidad de contrato de formación y aprendizaje.

En cuanto a las especialidades formativas que se plantearon en esta Escuela Taller, finalmente fueron tres: operaciones auxiliares de albañilería de fábricas y cubiertas, fábricas de albañilería y pavimentos y albañilería de urbanización.

En el proyecto incluido para esta convocatoria de la Escuela Taller se planteó la revalorización de la Plaza de Toros, mejorando, por un lado, la percepción y conservación de sus bondades arquitectónicas recuperando su identidad tanto histórica como cultural, y por otro lado, su funcionalidad.

ÚBEDA, CIUIDAD PIONERA
La alcaldesa de Úbeda ha concluido su intervención reafirmando que Úbeda ya fue pionera hace muchos años gracias al programa de las Escuelas Taller. “Fue importante hasta en el camino que recorrimos para ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad, junto a Baeza”, ha apostillado.