El Hospital ‘San Juan de la Cruz’, de Úbeda, ha registrado su primera donación de órganos en este año, lo que ha permitido beneficiar a un paciente necesitado, en este caso, de un hígado. La donación fue posible gracias a la generosidad de los familiares de un paciente fallecido en muerte encefálica, en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro.

El hospital público ubetense, perteneciente a la red de hospitales del SAS, realiza este tipo de intervenciones, dentro del programa nacional de donación y trasplante de órganos. Su coordinador intrahospitalario de trasplantes, Álvaro Ferrezuelo, ha destacado “la importancia de la concienciación de la población para que este tipo de actuaciones sean cada vez mas frecuentes y agradece a los familiares su altruismo y solidaridad”.

En la provincia, el pasado año, se registraron un total de 25 donaciones de órganos y tejidos durante el pasado año, diez más que en 2018, 20 de ellas en el Hospital de Jaén y una en el Hospital ‘San Agustín’ de Linares, y cuatro en el Hospital ‘San Juan de la Cruz’ de Úbeda, que han permitido salvar o mejorar la calidad de vida a numerosos pacientes.

Estas donaciones han permitido trasplantar 24 riñones, 15 hígados, 8 pulmones, 1 corazón, 21 córneas, 3 válvulas cardíacas y 62 tejidos óseos, en los hospitales de Andalucía y del resto de España. Los trasplantes llevados a cabo en el Hospital de Jaén en 2019 han sido 10 córneas y 17 de médula ósea.

Las donaciones recibidas han situado la tasa de donación de la provincia jiennense en 39,68 donantes por millón de población. Por otra parte, los excelentes resultados alcanzados por los hospitales públicos andaluces en materia de trasplantes han sido posibles gracias a la elevada concienciación de la ciudadanía.

A cierre de 2019, el 92% de las familias jiennenses había dicho sí a la donación de órganos de un familiar fallecido, una cifra que debe seguir mejorándose, ya que la indicación del trasplante continúa aumentando, gracias a los continuos avances de la medicina.

Junto a ello, hay que destacar que seis de las donaciones se ha realizado en el programa “donante a corazón parado”, además de una donación hepática con la técnica “Split”, lo que permite que se beneficien más personas del mismo órgano.