La concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez Merino, ha informado  a la ciudadanía sobre las actividades comunitarias en los meses de julio y agosto, enmarcadas en el Plan Local de Inclusión Social, dentro del Programa ERACIS, como respuesta a los ejes contemplados en el propio plan.

Dichas actividades, como ha manifestado la concejala del área, han sido llevadas a cabo entre el equipo ERACIS, perteneciente a la Concejalía de Bienestar Social, en coordinación con las entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro, que han recibido subvenciones destinadas a la cooperación en la implantación y el desarrollo de las estrategias locales de intervención en las zonas desfavorecidas en Andalucía (2019-2020). “Concretamente en Úbeda son Cruz Roja, Asociación Tréboles, Asociación Mundo Acoge y Fundación Don Bosco”, ha indicado.

Eje 1: Desarrollo económico y comunitario sostenible
Este eje se centra en objetivos operativos tales como incrementar el nivel de empleabilidad, disponer de un instrumento de intervención en materia de empleo específico, adaptar e implementar las políticas activas de empleo a las necesidades específicas de las personas en situación de exclusión o riesgo, favorecer el comercio local y sus canales de comercialización dentro de las zonas desfavorecidas, incrementar y consolidar el número de empresas que participa en el desarrollo de las zonas, mejorar el conocimiento de la realidad socioeconómica de la zona e impulsar la economía cooperativa, social y solidaria.

Dentro de este eje, se ha realizado el taller de Creación de Currículos, taller de Búsqueda de Empleo a través de Portales de Empleo, taller de SAE Online, curso de Manipulador de Alimentos y curso de Primeros Auxilios.

Eje 2: Políticas públicas para el bienestar y la cohesión social
El segundo eje trabajado está orientado a prestar una especial atención a la infancia, adolescencia y juventud, que se encuentran en situación de riesgo de exclusión promoviendo la generación de nuevas capacidades para favorecer así su inclusión social y las mejoras futuras en el ámbito comunitario.

Entre los objetivos primordiales se encuentran incrementar el éxito y el nivel educativo, la reducción de la brecha digital y reducir la brecha de género, mejorar la salud sexual y reproductiva, promover la reducción de riesgo y daños asociados al consumo de sustancias psicoactivas, potenciar los factores de protección y disminuir los factores de riesgo en relación a la drogodependencia, fomentar el ocio inclusivo, entre otros muchos.

Así, adheridos a este eje se pusieron en marcha un Taller de Alfabetización Digital, una campaña de asesoramiento para la solicitud del Ingreso Mínimo Vital, taller para solicitar el Ingreso Mínimo Vital, Escuela de Familias en verano y taller de Promoción de la Salud.

Eje 4: Trabajo en red e innovación en la intervención social comunitaria
El último eje que se ha venido trabajando en estos últimos meses contempla objetivos de actuación relacionados con la mejora de la imagen de estas zonas desfavorecidas en cuanto a la incorporación de la población en los medios de comunicación comunitarios de su zona, así como en los públicos de la ciudad. La idea es aumentar la inclusión en las zonas desfavorecidas, para ello es necesaria la aplicación de nuevas formas de intervención en desarrollo comunitario.

Entre las metas que persigue este eje del plan se encuentran tales como fomentar la participación de la población en los servicios sociales, mejorar la imagen en medios de comunicación, crear espacios y procedimientos de trabajo multidisciplinar, mejorar la formación y reciclaje de los profesionales implicados, fomentar la innovación en servicios sociales, adaptar estrategias de intervención o transformar la imagen de la zona en el municipio, entre otras.

Para ello, se pusieron en marcha cursos de formación para el personal contratado para el Programa ERACIS, además del impulso y la creación de mesas sectoriales como órganos de gobernanza del programa.