La Policía Nacional ha detenido en Úbeda a cinco personas por, presuntamente, tráfico ilícito de sustancias estupefacientes. Uno de los detenidos utilizaba a su hijo, menor de edad e inimputable, como portador y repartidor de droga. En el registro practicado los agentes intervinieron más de 24 gramos de cocaína, así como heroína, hachís, marihuana, básculas de precisión, dos teléfonos móviles, un vehículo y diferentes útiles para el consumo de sustancias estupefacientes.

Las investigaciones se iniciaron tras detectarse la venta de distintas clases de sustancias estupefacientes, concretamente, en un domicilio de la ciudad; domicilio habitual de uno de los arrestados.

Utilizaba a su hijo
Los investigadores establecieron diferentes vigilancias, comprobando cómo cada día se personaban en el domicilio vigilado dos de los detenidos pertenecientes al clan de “Los Pikikis”. Uno de ellos, supuestamente utilizaba a su propio hijo, menor inimputable, para portar la droga, haciendo la entrega de ésta a los otros tres detenidos, moradores de la vivienda, que eran los encargados de su posterior distribución y venta.

Enmarcado en el dispositivo policial, los investigadores lograron la interceptación en plena vía pública del vehículo en el viajaban padre e hijo al que se le ocupó dos bolsas de cocaína y heroína. El menor fue de inmediato entregado a su progenitora en las dependencias policiales siendo previamente informada.

Posteriormente los investigadores realizaron el registro del domicilio vigilado donde se arrestó a los otros cuatro, interviniéndose más de 24 gramos de cocaína, así como heroína, hachís, marihuana, básculas de precisión, dos teléfonos móviles, un vehículo y diferentes útiles para el consumo de sustancias estupefacientes.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial. Las investigaciones policiales no están cerradas.