El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Úbeda ha acogido hoy la reunión de los miembros del Plan de Emergencia, para abordar las nuevas medidas adoptadas por la Junta de Andalucía en esta alerta sanitaria y qué impacto tendrán en nuestro municipio.

Según ha destacado el edil de Seguridad Ciudadana, Jerónimo García, la ciudad, en cuanto a índices de personas afectadas por coronavirus se refiere, tiene unas cifras “aceptables” y el incremento no se ha disparado como en otros municipios de alrededor.

Así las cosas y dado que Úbeda se encuentra en nivel 4 grado I, en el que se siguen manteniendo una serie de restricciones, “volvemos, prácticamente, a las medidas que teníamos a principios del mes de diciembre, con algunas limitaciones horarias”, ha comentado.

De esta forma, ha seguido explicando el edil, la hostelería –bares y restaurantes- abrirá hasta las seis de la tarde, salvo cafeterías y heladerías, hasta las 20:00 horas, sin venta de alcohol entre las seis y ocho de la tarde. Los negocios en general tendrán un horario de cierre a las 20:00 horas, el toque de queda pasará a ser desde las 22:00 horas hasta las 6:00 horas, y la movilidad supondrá el cierre perimetral de Andalucía y se podrá viajar entre provincias andaluzas.

ÁMBITO MUNICIPAL
Durante el encuentro mantenido, se ha abordado también la valoración de la incidencia de estas fiestas en el municipio. “Hemos tenido una campaña de Navidad relativamente tranquila, sin incidentes destacables, salvo algún incumplimiento que ha conllevado el levantamiento de su respectiva acta sancionadora por parte de Policía Nacional, Policía Local o incluso la Policía Autonómica”, ha apuntado.

En este sentido, el edil ha alabado la concienciación ciudadana y responsabilidad existente en el municipio. “La sociedad ubetense está siendo muy cumplidora, con respecto a las medidas impuestas desde el pasado mes de marzo”, ha apostillado.

Con respecto a los parques infantiles, el concejal ha avanzado que, para mayor seguridad, se va a continuar con las zonas de juegos infantiles precintadas.

En cuanto al mercadillo tradicional de los viernes, se vuelve al 50 por ciento de su aforo. “La distribución será un puesto sí y otro no, para cumplir con la normativa vigente”, ha explicado.

Por otro lado, Jerónimo García ha confirmado que las próximas hogueras, celebradas tradicionalmente el día de San Antón, quedan suspendidas.

ALBERGUE DE TEMPOREROS
El edil ha continuado su intervención hablando del desarrollo del albergue, que ha transcurrido con normalidad y ha logrado ser ejemplo de funcionamiento y puesta en servicio en la provincia. “Pese a que más adelante se realizará una valoración más específica, a priori podemos decir que ha sido una apuesta arriesgada, pero que hemos cumplido con las garantías de seguridad y las expectativas, todo ha salido como se esperaba”, ha señalado.

Así, ha recordado, el albergue de temporeros abrió anoche por último día y desde hoy se está procediendo ya a su cierre completo, siguiendo de este modo a otros albergues de la provincia y cumpliendo con el objetivo con el que se puso en marcha.

TEMPORAL
El edil ha concluido hablando del dispositivo de seguridad establecido este fin de semana, con motivo de las bajas temperaturas y el riesgo de placas de hielo, a consecuencia de la borrasca Filomena.

Solo durante el fin de semana, ha indicado García Ruiz, los voluntarios de Protección Civil han procedido al esparcimiento de 5.000 kilos de sal en los accesos de la ciudad, rotondas, zonas con sombra, calles en pendiente, centros de salud y centros educativos, con la intención de evitar posibles accidentes.