El concejal de Hacienda, Javier Gámez Mora, ha realizado esta mañana un resumen de las líneas generales del anteproyecto del Presupuesto Municipal de 2021, que este ejercicio supondrá una cuantía de 41.381.649, 88 euros.

Como bien ha dicho el edil, este año, el presupuesto estará condicionado claramente por la situación de pandemia que se está viviendo. “Ante esta situación, en mayo de 2020 se elaboró el Plan Local de Reactivación Socioeconómica, con la intención de que la situación provocada por la COVID-19 tuviera los mínimos efectos en los ciudadanos y empresas de Úbeda”, ha resaltado. Es por ello, que este presupuesto pretende ser, grosso modo, una continuación de dicho plan.

Así las cosas, Gámez Mora ha puesto de manifiesto que este presupuesto contará con la mayor inversión que se ha visto “en mucho tiempo”, con el objetivo de provocar esa recuperación socioeconómica de la ciudad.

CONDICIONANTES QUE POSIBILITAN ESTA INVERSIÓN
Dicho esto, el concejal de Hacienda ha expresado que existen algunos matices que han posibilitado realizar esta gran inversión. Así, la eficiente gestión económica que se ha realizado desde 2015 basada en tres pilares fundamentales, tales como: la bajada de impuestos anuales valorados en 2,5 millones de euros, como balón de oxígeno para la ciudadanía ubetense; el notable descenso de la deuda de casi 21 millones de euros a menos de 6 millones de euros en tan solo cinco años; y, por último, la inversión en la mejora de servicios e infraestructuras de la ciudad y sus pedanías –autobús urbano, Hospital de Santiago, carretera de Solana de Torralba, el recinto ferial, puesta en marcha de la depuradora o la creación de la bolsa de empleo municipal-.

Por otro lado, Gámez ha hablado de la gestión realizada durante 2020, un año marcado por la alerta sanitaria y a la que con responsabilidad el equipo de gobierno supo hacer frente para paliar al máximo los efectos de la pandemia en la localidad, a través de las pautas marcadas por el Plan Local de Reactivación Socioecómica. Además, este año estuvo marcado también por el crédito destinado para el pago del edificio de la Renault, para que pasara a titularidad municipal.

Además, otro de los condicionantes ha sido la modificación de las reglas económicas por parte del Gobierno central. “El Estado, ante la situación de pandemia, ha permitido que, las administraciones que estamos cumpliendo con la normativa, eliminemos el techo de gasto, lo que supone que podemos incrementar ese gasto más que otros años, pudiendo hacer más y mayores inversiones”, ha confirmado.

ANTEPROYECTO
En cuanto al anteproyecto, ayer fue tratado en su comisión informativa correspondiente y se dará un plazo para que el Grupo Municipal del Partido Popular realice sus aportaciones al mismo.

Como ha recordado Gámez, el presupuesto se estima en 41.381.649,88 euros, de los cuales 16.736.985, 58 euros irán destinados a personal, 9.597.517, 65 euros a gasto corriente en bienes y servicios, inversiones cifradas en 12.173.195,33 euros y el pago de pasivos financieros estimados en 1.154.007,26 euros. “Se trata de un presupuesto muy ambicioso, sobre todo por la gran partida en inversiones con la que pretendemos apostar y conseguir esa recuperación de nuestra ciudad”, ha apostillado.

En el apartado de ingresos, el edil ha afirmado que se seguirá manteniendo todas las bajadas de impuestos, así como las exenciones o reducciones incluidas en el Plan Local de Reactivación Socioeconómica, como es el caso de la ocupación en vía pública por terrazas de hostelería –exención-, mercado de abastos -50 por ciento- o licencia de apertura de establecimientos -50 por ciento-. En este sentido, Gámez ha avanzado que se estudiará la reducción a la mitad en la tasa por ocupación de quioscos.

A GRANDES RASGOS
En el capítulo de personal se ha reducido la cuantía con respecto al año anterior, aunque sí hay que destacar que se sigue aportando una cuantía considerable para seguir manteniendo la bolsa de empleo municipal, dotada con 1.000.000 euros.

En gasto corriente, el concejal de Hacienda ha avanzado que crece la partida, pasando de 9,3 millones de euros a casi 9,6 millones euros, motivado por asumir los costes que se están generando para hacer frente a las medidas de prevención contra el COVID-19.

Por otro lado, se contempla la parte de subvenciones, partidas que pese a la situación el Gobierno local no ha mermado, porque, como ha expresado el concejal, este Ayuntamiento sigue apostando por el apoyo económico al tejido asociativo de diferentes ámbitos. “Estos colectivos y asociaciones no pueden ver que con esta crisis se les reduzca la aportación. Es una apuesta que hace este ayuntamiento para continuar con el desarrollo de sus actividades”, ha comentado.

La parte referente a inversiones, ha destacado el edil de Hacienda, ha sido la que más se ha incrementado con respecto al año pasado, pasando de 3.200.000 euros en 2020 a más de 12.000.000 euros en 2021. Este capítulo se sustenta en tres grandes ejes: la compra del Palacio Marques de Mancera -1,5 millones de euros-, para que finalmente pase a titularidad municipal y así conservar el patrimonio de la ciudad de manera pública, además este edificio pasará a ser la nueva sede de manera temporal del Ayuntamiento, mientras duren las obras en el Palacio Vázquez de Molina, financiadas con el 1,5 por ciento Cultural; compra de nueva flota de vehículos para el Servicio de Limpieza y RSU, puesto que los actuales presentan un estado “pésimo” y numerosas averías -1,5 millones de euros-; y, por último, la inversión en obras e infraestructuras -5,5 millones de euros-.

INVERSIONES DESTACABLES
En otro orden de cosas, Javier Gámez se ha detenido a nombrar algunos de los proyectos más importantes de este 2021, tales como la remodelación de la Corredera de San Fernando –incluida en la Estrategia DUSI, dotada con 662.000 euros de aportación municipal-, la rehabilitación integral de la calle San Nicolás, el Plan de Asfaltado –más de 200.000 euros-, actuación en el Polígono Industrial – apertura calle Agricultura, mejora de acceso a través del Parque Miguel Moyar o acceso por el colector Noreste, una inversión de 500.000 euros-, o actuaciones en barrios de nuestra localidad –calles Maestro Bartolomé, Navas de Tolosa, Reyes Católicos, Vista Alegre, Villacarrillo, avenida de la Constitución, Blas Infante, avenida de la Libertad o Cristo Rey, entre otras, superando los 2 millones de euros-.

Las pedanías de Úbeda también serán objeto de este presupuesto, como ha sido a lo largo de estos cinco años. El edil ha recordado que en los últimos años, se ha apostado por mejorar en materia de eficiencia energética los edificios municipales, dotándolos de climatización y de ventanas nuevas. Este año, se destinarán 15.000 euros para la mejora de mobiliario en dichos edificios municipales y otra partida de 150.000 euros para mejorar el asfaltado y acerados de los anejos.

Por otro lado, el presupuesto de 2021 contempla la inversión en mejora de caminos rurales, dentro del plan director, con una cuantía de 500.000 euros, un compromiso que sigue firme por parte del Gobierno local. “Con la lluvia y la nieve, somos conscientes de que los caminos sufrirán un mayor deterioro”, ha comentado.

En materia de seguridad, Gámez ha adelantado que Úbeda finalmente instalará cámaras para el control del tráfico, una inversión que supondrá más de 250.000 euros.

El deporte es otro de los ámbitos en los que se ha contemplado inversiones, con más de 150.000 euros para la mejora de instalaciones deportivas de la ciudad, además de otra partida destinada de más 100.000 euros para mobiliario que termine de equipar el Centro Juvenil Deportivo, como símbolo de una apuesta de este gobierno por la juventud de nuestra ciudad.

En líneas generales, el anteproyecto que ha presentado hoy a la ciudadanía el edil de Hacienda se caracteriza por ser asumible, equilibrado, resolver demandas y problemas de la ciudadanía, y con el que se pretende seguir apostando por la recuperación de la ciudad en mitad de esta pandemia.