La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, ha visitado el albergue municipal, sito en la calle Agricultura, que albergará provisionalmente el Centro de Educación Permanente ‘Alto Guadalquivir’.

Como ha resaltado la regidora local, el edificio que se situaba en la calle Blas Infante presentaba un estado absolutamente deficiente, en materia de aislamiento, humedades y goteras, por más de dos décadas, “por lo que era necesaria una intervención urgente en el mismo”.

En este sentido y siendo conscientes de la necesidad de estas instalaciones, ha seguido explicando Olivares, se mantuvo una reunión con la dirección del centro y con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía –administración con competencias en esta materia-. Tras la misma, se acordó planificar una serie de actuaciones de manera coordinada entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, para solucionar el problema en la infraestructura, con el objetivo de que la actividad educativa se realice con unas condiciones dignas de confortabilidad, seguridad y calidad.

INTERVENCIONES
En cuanto a las intervenciones, la alcaldesa de Úbeda ha avanzado que la intervención se llevará a cabo en dos fases. La primera correrá a cargo de la Junta de Andalucía y consistirá en la sustitución completa de la cubierta del edificio, que llevará incorporado un sistema de aislamiento, con el objetivo de solventar los problemas de goteras y humedades. Esta fase contará con una ayuda económica, por parte de la administración andaluza, de 50.000 euros.

Así, la segunda fase será asumida por el Ayuntamiento de Úbeda, con un presupuesto de 100.000 euros, y en ella se prevé el cambio de carpinterías en puertas y ventanas, además de instalar en la fachada una envolvente aislante para mejorar las condiciones de confort de los usuarios del centro mejorando la eficiencia energética y se sustituirán todas las solerías.

Como ha explicado la alcaldesa, la Junta de Andalucía se comprometió a llevar a cabo las acciones de mejora una vez pasada la Semana Santa, mientras tanto el Ayuntamiento se encargaría de buscar un lugar provisional para continuar con la actividad educativa. “Teníamos vistas algunas instalaciones como estas del albergue municipal, situado en la calle Agricultura, y vimos que reunía todas las condiciones y cubría las necesidades que nos planteaba el equipo directivo”, ha resaltado.

Tras la elección del lugar, el Servicio de Mantenimiento del Ayuntamiento ha sido el encargado de realizar todo el traslado de mobiliario y enseres de todas las estancias del albergue municipal y el centro trasladó su propio mobiliario. “En muy poco tiempo, gracias a la magnífica coordinación entre la directora y el Ayuntamiento, se ha puesto en uso de manera rápida”, ha comentado.

Al hilo de esto, la regidora ubetense ha informado al alumnado del centro educativo que podrán hacer uso de las líneas del servicio de autobús urbano para acercarse a estas instalaciones provisionales, ya que se ha contemplado que llegue a esta zona de la ciudad.

OTRAS MEJORAS
En otro orden de cosas, ha subrayado que hubo un problema con la caldera del centro educativo y recientemente fue sustituida por una nueva de gas, que ya está instalada, para ponerse a pleno rendimiento cuando las obras finalicen. Se trata de una inversión de 25.000 euros, que ha asumido la administración local.

AGRADECIMIENTOS
La alcaldesa ha concluido su intervención elogiando la labor de todos los concejales que han intervenido en esta iniciativa y que han luchado por esta inversión, que finalmente logrará solventar un problema de hace dos décadas en el centro, así como a la directa “que ha tenido una defensa encomiable por la educación a adultos y conseguir que las administraciones reaccionaran en poco tiempo”, y a la propia Junta de Andalucía por “esa capacidad para llegar a un acuerdo”.

En este sentido, Olivares ha hecho hincapié en que el equipo de gobierno, cuando surge algún problema ya sea histórico o no, siempre está “a la altura de lo que se requiere para solucionarlo”.

Por su parte, la directora del Centro de Educación Permanente ‘Alto Guadalquivir’, Ana García, ha manifestado su alegría por el trabajo realizado por ambas administraciones, y adecuar el espacio de manera digna para seguir formando a alumnos en esas aulas. Actualmente el centro tiene 430 alumnos matriculados y más de 50 personas en lista de espera.