El concejal de Información Ciudadana, Francisco Javier Lozano, ha detallado todos los proyectos enmarcados en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Úbeda y Baeza, que se incluirán en el Presupuesto General Municipal de 2021, con una asignación presupuestaria por valor de 2.093.272 euros, que se suman a los 5.365.822 euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El edil ha comenzado diciendo que la consecución de esta financiación ha sido todo un logro, aludiendo a los 12,5 millones de euros de la estrategia, gracias al trabajo del equipo de gobierno, que ha supuesto una inyección económica muy valiosa para poder desarrollar proyectos de gran calado en nuestra ciudad y solucionar problemas históricos. “Tiene un marco de ejecución hasta 2023 y tenemos que destacar que ha entrañado una gran complejidad administrativa para su desarrollo y puesta en marcha”, ha resaltado.

Y es que, como ha relatado, han sido años de trámites burocráticos, primero para acceder a la ayuda y segundo para cumplir todos los requisitos necesarios para la aprobación de operaciones. Tras ese largo, pero necesario proceso administrativo, por fin varios proyectos verán la luz en breve.

Así y como ha destacado Lozano, en este presupuesto anual ya se contemplan varios proyectos incluidos en la EDUSI Úbeda-Baeza, con la intención de mejorar la ciudad y reactivar la economía ubetense, dada la situación de pandemia existente. Y es que en este año, alrededor de 30 proyectos incluidos en esta estrategia estarán ejecutados o en periodo de ejecución.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS
Una de esas líneas estratégicas se centra en la mejora del uso y la calidad de las nuevas tecnologías. “Se trata de mejorar la organización y gestión de los recursos internos del Ayuntamiento y que a su vez repercuta, especialmente, en los servicios públicos prestados a la ciudadanía”, ha resaltado.

En este aspecto, algunos de esos proyectos enmarcados en la EDUSI, es la sede electrónica, programa de gestión interna Gestdoc, canal web y canal móvil, redacción del proyecto para la instalación de fibra en las dependencias municipales, esquema nacional de seguridad, sistema de conteo de aforo para el Hospital de Santiago y el Ayuntamiento de Úbeda, señalización turística con TIC y telegestión del sistema de riego de zonas verdes.

La segunda estrategia está dirigida a apoyar la transición a una economía baja en carbono y se considera también una apuesta por la mejora de la eficiencia energética y el desarrollo de una movilidad más accesible. Dentro de esta filosofía de ciudad se encuadran proyectos como la auditoria energética en el Centro Cultural de Hospital de Santiago, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible o la redacción del proyecto para el espacio de la Plaza 1º de mayo y su posterior intervención.

La tercera línea tiene que ver con la conservación y protección del medio ambiente y del patrimonio, a través, como ha indicado el edil, de la puesta en valor y la mejora de la infraestructura urbanística en la ciudad o en extrarradios. En esta línea se incluirán acciones como la adecuación integral del entorno urbano del eje comercial Plaza de Andalucía, Corredera de San Fernando y Mercado de Abastos; la redacción del proyecto de las murallas, miradores y abrevaderos; el itinerario de San Juan de la Cruz; el itinerario de Antonio Muñoz Molina; la ruta de la Memoria Alfarera y, por último, el camino de San Antonio y bosquete.

La última línea estratégica mencionada por el concejal de Información Ciudadana se centra en la promoción de la integración social, a través del equilibrio de la inversión y la recuperación de mejores servicios y espacios públicos. “En estos años de mandato, el equipo de gobierno siempre ha apostado por la recuperación de edificios públicos y puesta en valor de la zona VUE, frente a otros modelos de gestión en los que las zonas de interés patrimonial que muestran un aspecto deshabitado y exento de servicios”, ha puntualizado el edil.

En este sentido, se impulsarán acciones como la puesta en valor del Palacio Marqués de Mancera, que albergará el Centro de Interpretación en honor a Joaquín Sabina, o la regeneración de las Eras del Alcázar, que incluye un taller de arqueología, con fines turísticos y educativos.