El delegado territorial de Educación y Deporte en Jaén, Antonio Sutil, y la alcaldesa de Úbeda, Toni Olivares, han visitado hoy las obras de mejora y adecuación que el Ayuntamiento y la Junta están ejecutando de forma conjunta en el Centro de Educación Permanente “Alto Guadalquivir”. Lo han hecho acompañados por el edil de Educación, Pedro Jesús López, la de Urbanismo, María del Carmen García, y por la directora del CEP, Ana García Gallego.

“Hemos abordado, por fin, con colaboración y lealtad institucional, un problema que lleva muchos años atascado y que, gracias al esfuerzo que se está realizando por parte de la Junta de Andalucía y al diálogo y trabajo continuo con el Ayuntamiento de Úbeda, va a tener una solución inminente”, ha indicado Sutil.

El centro presentaba problemas estructurales que provocaban humedades e inundaciones durante el curso, además de un aislamiento deficiente. La actuación cuenta, en total, con una inversión de más de 150.000 euros, una cantidad elevada para una entidad local pese a que el mantenimiento de los Centros de Educación Permanente es una competencia municipal. “El trabajo de los representantes políticos debe tener un objetivo único: mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, en este caso, tanto los concejales de Úbeda como yo tenemos claro que hay que realizar un esfuerzo extraordinario y, en cuanto visitamos el centro, decidimos crear una comisión de trabajo para presentar un proyecto conjunto para rehabilitar el edificio”, ha especificado el delegado. De esta forma, la Consejería aporta un tercio del total de la inversión.

En la misma línea se ha manifestado la alcaldesa de Úbeda: “Este centro necesitaba, desde hace tiempo, una reforma integral urgente y, después de varias conversaciones y reuniones entre representantes municipales y la Delegación de Educación hemos vuelto a establecer un nexo de colaboración para realizar una ejecución que va a suponer un cambio radical en el centro, modernizándolo y dándole calidad educativa a su alumnado”.

En concreto, la intervención que está siendo ejecutada por la Junta de Andalucía consiste en la sustitución de la cubierta actual, con un presupuesto de 49.243,77 euros. Según explica el delegado, los técnicos de la Agencia Pública Andaluza de Educación, tras la detección de goteras en las salas de profesores y aulas adyacentes situadas en la plata primera del edificio, procedieron a levantar una placa del falso techo y comprobaron que no disponía de aislamiento térmico y que la cubierta está ejecutada con placas onduladas de fibrocemento, las cuales tienen orificios por los cuales penetra el agua de lluvia. Por tanto, “la única solución es sustituir toda esa cubierta”, según ha afirmado Sutil.